Homenaje en el Soto de Aldovea


El día 27 de Octubre de 2012, unos días antes de la conmemoración del LXXVI aniversario de la matanza del Soto de Aldovea, paraje natural junto a la ribera del río Henares, a 2 km. de Torrejón de Ardoz, un grupo de jóvenes patriotas del Corredor del Henares se desplazaron a realizar un sencillo acto de homenaje a las almas de estas personas asesinadas.

12 de Octubre en Alcalá de Henares

Un año más los patriotas alcalaínos nos reunimos para celebrar el día de la Nación en un entorno familiar y de naturaleza. Como venimos haciendo desde hace diez años, realizamos una ruta por los caminos del Parque de los Cerros y el ascenso al cerro Malvecino, el cual se puede ver desde todos los puntos de Alcalá.

A las 9:30 de la mañana fuimos llegando al aparcamiento donde habíamos fijado el punto de encuentro, y la marcha comenzó a las 9:45 con unos cincuenta patriotas portando banderas españolas, entre ellas la primera bandera considerada española, con la cruz de San Andrés, cuyas aspas han recorrido el mundo.

¡SANTIAGO Y CIERRA, ESPAÑA!

¡Santiago y cierra, España! es un grito de guerra y autoafirmación tradicional de la cultura española, se cree que fue pronunciado por primera vez hace ya 800 años durante la Batalla de las Navas de Tolosa en 1212. Esta expresión fue utilizada durante la batalla por el rey Alfonso VIII de Castilla, Pedro II de Aragón y Sancho VII de Navarra (el Fuerte) para dar orden de atacar a los moros.

POLÍTICOS ESTAFADORES


Miembros de Juventud Nacional colaboran en la campaña que se está llevando a cabo para mostrar el más absoluto rechazo a las medidas tomadas por el gobierno liberal de Rajoy.

GIBRALTAR ESPAÑOL


Un grupo de militantes de Jerez de la Frontera se concentraron el 15 de junio en las puertas de Gibraltar, exigiendo la retirada de la bandera pirata del peñón y proponiendo que mientras esto no suceda el cierre de la verja de Gibraltar y el boicot a productos ingleses.

La batalla del Zulema

El día 22 de Mayo de 2012 se cumplían 199 años de la liberación de Alcalá de los franceses, a parte del aniversario de este hecho sucedido en 1813 también se cumplía, ese mismo día, el primer año de la entrada de España2000 en el Ayuntamiento de Alcalá de Henares. Como celebración de estos dos hechos la delegación alcalaína realizó una comida de hermandad, posteriormente se dirigieron a la estatua de quien encabezara la liberación de Alcalá: El Empecinado, donde los militantes más jóvenes colocaron un ramo de flores y se pronunciaron unas palabras.

Subida al Ecce Homo

Miembros de Juventud Nacional, acompañados por el concejal de España2000 en Alcalá de Henares Rafael Ripoll, acudieron a la marcha al Ecce Homo que organizó una cofradía alcalaína. 

A continuación reproducimos la crónica realizada por esta cofradía y publicada en el periódico Puerta de Madrid: 

El pasado domingo 20 de mayo de 2012 hicimos realidad uno de los propósitos de la cofradía del Santísimo Cristo atado a la Columna y María Santísima de las Lágrimas y el Consuelo: recuperar el ascenso hasta la cima del Ecce Homo (836 metros de altitud) en recuerdo de la procesión de la Vera Cruz que, según la tradición, se apareció resplandeciente sobre el cerro y fue clave para la conquista del castillo de Alcalá la Vieja en 1118.

2 de Mayo: UNA NACIÓN INDEPENDIENTE



204 años después del levantamiento del pueblo de Madrid contra las tropas del ejercito invasor de Napoleón, fueron cientos los madrileños que riendieron homenaje a los héroes patriotas caidos el 2 y 3 de mayo de 1808.

Sin ninguna organización convocante, casi un centenar de jóvenes entre los que nos encontrábamos militantes de Juventud Nacional, nos dimos cita en el cementerio de la Florida donde 3 de mayo caían fusilados los detenidos que el día anterior se habían levantado contra los invasores.

Ruta a la Cova Negra, Alicante

La Cova Negra, una cueva poco explorada en Alicante
Descenso por los acantilados camino a la cueva

Murales en Alcalá de Henares

En Alcalá de Henares continúan apareciendo murales exigiendo la prioridad de los españoles en nuestra tierra.

Los españoles primero

Contra los realojos en Alcalá

Pancarta en el barrio alcalaíno de Espartales en protesta contra los realojos
Protesta de Juventud Nacional, las juventudes de España2000, por los realojos de población marginal en los barrios de Alcalá de Henares. El grupo municipal que forma España2000 en la ciudad, presentará en el próximo pleno una moción solicitando el cese de los realojos en todo el término municipal (enlace aquí).

Los vecinos de este nuevo barrio de Alcalá, fuertemente azotado por la Comunidad de Madrid que lo han convertido en su vertedero particular de población marginal, suman su apoyo y sus muestrasde agradecimiento al mensaje que el Grupo Mixto-España 2000 defiende en el Ayuntamiento de Alcalá, REALOJOS: NI UNO MÁS

Juventud Nacional en Beniganim (Valencia)

Ejerciendo el mandato recibido de la Junta Nacional de España 2000, representantes de la Comisión de Juventud Nacional, encabezados por su coordinador Andrés Vicent, se desplazaron hasta Beniganim (Valencia) para asistir a una comida organizada por el conjunto de representantes de varias localidades valencianas (Genoves, Alfarrasi, Beniganim y Jativa) con la finalidad de constituir una delegación conjunta y poder consolidar intenciones de la misma. 

La reunion fue satisfactoria en asistencia y voluntades por parte de los asistentes, se marcaron directrices y se orientó a los jóvenes para el inicio de su actividad con Juventud Nacional.

De este modo se va consolidando Juventud Nacional en la provincia de Valencia, concretamente en las comarcas de la Vall d`Albaida y la Costera.

Un humilde homenaje para nuestros caídos.

Crónica enviada por  Juventud Nacional Marina Alta (Alicante).

Tras varios meses pensando que fecha marcar como homenaje a todos aquellos que dieron su vida por España, creíamos que esa fecha debía aglutinar el espíritu de las grandes gestas y de los valores por los que dieron la vida nuestros héroes. Por estos motivos, por parte de los patriotas de la Marina Alta considerábamos que el 10 de Febrero se trataba de una fecha idónea.

La Batalla de las Navas de Tolosa (La Cruzada española)

Mientras nuestra Patria se desmorona por sus cuatro costados, nos acercamos al aniversario de una de aquellas batallas en las que nuestros antepasados ofrecieron su sangre para formar la España europea y de raíces cristianas por la que ya sólo unos pocos seguimos luchando.

El próximo 16 de julio se cumplirán ochocientos años de la batalla de las Navas de Tolosa, la épica batalla que supuso el punto de inflexión definitivo en la lucha contra los invasores musulmanes.


Hagamos memoria: durante el s. XII la Reconquista se había estancado, incluso retrocedido, con unos reinos cristianos más ocupados en luchar entre ellos que en combatir al enemigo musulmán del Sur. También había sido un siglo convulso en la Al-Ándalus musulmana que había terminado en manos del nuevo imperio islamista norteafricano: los almohades. Castilla era el reino con más población y el más pujante entre los cristianos pero sufrieron un serio revés en 1195 en la derrota de Alarcos, donde Alfonso VIII perdió a lo mejor de su ejército. Durante los años siguientes, los almohades asolaron sin apenas resistencia la zona fronteriza: Talavera, Toledo, Madrid, Alcalá de Henares, Guadalajara… que sufrieron sitios y vieron desaparecer su ganado y cosechas y arder sus campos y montes circundantes.

Homenaje a los caidos de la División Azul en Madrid

Cientos de patriotas se dieron cita en el cementerio de la Almudena bajo el lema Honor y Gloria a los caidos
El 10 de Febrero de 2012, aniversario de la Batalla de Krasny Bor, la Juventud Patriota de Madrid convocó un año más el homenaje a los que dieron su vida por la libertad de Europa. Miembros de Juventud Nacional Alcalá participamos en este homenaje a los heroes de la División Azul

LOS ESPAÑOLES PRIMERO



Jóvenes patriotas están realizando una serie de murales en la ciudad de Alcalá de Henares, con ello pretenden reivindicar la prioridad de los españoles en nuestra tierra.

800 años de la Batalla de Las Navas de Tolosa


La carga de los tres reyes

Ya ni siquiera se estudia en los colegios, creo. Moros y cristianos degollándose, nada menos. Carnicería sangrienta. Ese medioevo fascista, etcétera. Pero es posible que, gracias a aquello, mi hija no lleve hoy velo cuando sale a la calle. Ocurrió hace casi ocho siglos justos, cuando tres reyes españoles dieron, hombro con hombro, una carga de caballería que cambió la historia de Europa. El próximo 16 de julio se cumple el 798 aniversario de aquel lunes del año 1212 en que el ejército almohade del Miramamolín Al Nasir, un ultrarradical islámico que había jurado plantar la media luna en Roma, fue destrozado por los cristianos cerca de Despeñaperros. Tras proclamar la yihad -seguro que el término les suena- contra los infieles, Al Nasir había cruzado con su ejército el estrecho de Gibraltar, resuelto a reconquistar para el Islam la España cristiana e invadir una Europa -también esto les suena, imagino- debilitada e indecisa.

Los paró un rey castellano, Alfonso VIII. Consciente de que en España al enemigo pocas veces lo tienes enfrente, hizo que el papa de Roma proclamase aquello cruzada contra los sarracenos, para evitar que, mientras guerreaba contra el moro, los reyes de Navarra y de León, adversarios suyos, le jugaran la del chino, atacándolo por la espalda. Resumiendo mucho la cosa, diremos que Alfonso de Castilla consiguió reunir en el campo de batalla a unos 27.000 hombres, entre los que se contaban algunos voluntarios extranjeros, sobre todo franceses, y los duros monjes soldados de las órdenes militares españolas. Núcleo principal eran las milicias concejiles castellanas -tropas populares, para entendernos- y 8.500 catalanes y aragoneses traídos por el rey Pedro II de Aragón; que, como gentil caballero que era, acudió a socorrer a su vecino y colega. A última hora, a regañadientes y por no quedar mal, Sancho VII de Navarra se presentó con una reducida peña de doscientos jinetes -Alfonso IX de León se quedó en casa-. Por su parte, Al Nasir alineó casi 60.000 guerreros entre soldados norteafricanos, tropas andalusíes y un nutrido contingente de voluntarios fanáticos de poco valor militar y escasa disciplina: chusma a la que el rey moro, resuelto a facilitar su viaje al anhelado paraíso de las huríes, colocó en primera fila para que se comiera el primer marrón, haciendo allí de carne de lanza.

La escabechina, muy propia de aquel tiempo feroz, hizo época. En el cerro de los Olivares, cerca de Santa Elena, los cristianos dieron el asalto ladera arriba bajo una lluvia de flechas de los temibles arcos almohades, intentando alcanzar el palenque fortificado donde Al Nasir, que sentado sobre un escudo leía el Corán, o hacía el paripé de leerlo -imagino que tendría otras cosas en la cabeza-, había plantado su famosa tienda roja. La vanguardia cristiana, mandada por el vasco Diego López de Haro, con jinetes e infantes castellanos, aragoneses y navarros, deshizo la primera línea enemiga y quedó frenada en sangriento combate con la segunda. Milicias como la de Madrid fueron casi aniquiladas tras luchar igual que leones de la Metro Goldwyn Mayer. Atacó entonces la segunda oleada, con los veteranos caballeros de las órdenes militares como núcleo duro, sin lograr romper tampoco la resistencia moruna. La situación empezaba a ser crítica para los nuestros -porque sintiéndolo mucho, señor presidente, allí los cristianos eran los nuestros-; que, imposibilitados de maniobrar, ya no peleaban por la victoria, sino por la vida. Junto a López de Haro, a quien sólo quedaban cuarenta jinetes de sus quinientos, los caballeros templarios, calatravos y santiaguistas, revueltos con amigos y enemigos, se batían como gato panza arriba. Fue entonces cuando Alfonso VII, visto el panorama, desenvainó la espada, hizo ondear su pendón, se puso al frente de la línea de reserva, tragó saliva y volviéndose al arzobispo Jiménez de Rada gritó: «Aquí, señor obispo, morimos todos». Luego, picando espuelas, cabalgó hacia el enemigo. Los reyes de Aragón y de Navarra, viendo a su colega, hicieron lo mismo. Con vergüenza torera y un par de huevos, ondearon sus pendones y fueron a la carga espada en mano. El resto es Historia: tres reyes españoles cabalgando juntos por las lomas de Las Navas, con la exhausta infantería gritando de entusiasmo mientras abría sus filas para dejarles paso. Y el combate final en torno al palenque, con la huida de Al Nasir, el degüello y la victoria.

¿Imaginan la película? ¿Imaginan ese material en manos de ingleses, o norteamericanos? Supongo que sí. Pero tengan la certeza de que, en este país imbécil, acomplejado de sí mismo, no la rodará ninguna televisión, ni la subvencionará jamás ningún ministerio de Educación, ni de Cultura.

XLSemanal - 12/7/2010 - Arturo Pérez-Reverte