Homenaje en el Soto de Aldovea


El día 27 de Octubre de 2012, unos días antes de la conmemoración del LXXVI aniversario de la matanza del Soto de Aldovea, paraje natural junto a la ribera del río Henares, a 2 km. de Torrejón de Ardoz, un grupo de jóvenes patriotas del Corredor del Henares se desplazaron a realizar un sencillo acto de homenaje a las almas de estas personas asesinadas.

Esta matanza se relaciona con el fusilamiento del 8 de Noviembre de 1936 que tuvo lugar en una antigua acequia de riego situada a unos cientos de metros del Castillo de Aldovea. En ese lugar se realizó una fosa donde se introdujeron los cuerpos de 414 fusilados, que tras la guerra fueron exhumados y trasladados al Cementerio de los Mártires. 

En este lugar, una cruz fue erigida por la Marquesa de Valdueza en recuerdo de su esposo Ildefonso Álvarez de Toledo, Marqués de Valdueza, y su hijo Mariano Álvarez de Toledo y Cabeza de Vaca, Vizconde de la Armería, que en unión de sus compañeros fueron sacrificados en Noviembre de 1936. 

El humilde acto comenzó sobre las 5 de la tarde, con un frío viento, el cual parecía querer recordarnos las penurias que allí sufrieron los fusilados antes de su vil asesinato. Una vez concluida la tarea de limpieza de maleza que se encuentra alrededor de la mencionada cruz, un compañero procedió a leer una carta escrita por D. Torcuato Luca de Tena. Acto seguido, se realizó una ofrenda floral, en un homenaje lleno de emociones y solemnidad. 

La ofrenda se culminó con un minuto de silencio entre los asistentes y, tras él, un sonoro aplauso, prometiendo que nunca caerán en el olvido las atrocidades que allí se cometieron.