¿ERES ESPAÑOL? ¡TE JODES!

Suena duro, pero más dura es la realidad. En España, ser español no sirve para nada. En materia de vivienda, trabajo y educación, siempre estás en desventaja. Ha llegado la hora de reclamar tu derecho a la prioridad nacional. Es la hora de levantarse.